lunes, 30 de septiembre de 2013

ESTANCIA EN HOTEL CON...¿FANTASMAS?. RALLYE DE LLANES. SEPT. 2013




ESTANCIA EN HOTEL CON... ¿FANTASMAS?



Última semana del mes de Septiembre de 2013. Jueves.

Un grupo de amigos planeábamos irnos al Rallye de Llanes.
Al día siguiente, viernes, a media tarde nos juntamos varios en un coche y nos dirigimos hacia allí. Iba a ser una fiesta. Después de unas cuatro horas de viaje, llegamos a nuestro destino. Llanes, un lugar precioso, lleno de casas de Indianos, con ambiente, mucha gente en la calle,... se respiraba alegría...
Nada más llegar nos reunimos con otros amigos que habían llegado antes. Su coche iba a participar en el Rallye y estábamos todos emocionados y a la espectativa.

Disfrutamos de una buena cena y entre risas y plato y plato, planeamos el día siguiente. Comenzaba el Rally y alguno tendría que levantarse muy temprano.
Nos dirigimos al hotel que habíamos elegido por estar cerca de todo. Tres estrellas, buena pinta...mmmmm!


Ya al entrar nos encontramos con el recepcionista, curiosamente el dueño del hotel y que también hacia otras funciones. El aspecto desaliñado, la camisa por fuera, sudoroso, uñas descuidadas y mal encarado ya nos dieron que pensar,... pero... en fin...

Dormimos de un tirón, ya que estábamos cansados del viaje y al día siguiente cumplimos con nuestra ruta planeada, vimos algún tramo del Rallye y recorrimos lugares curiosos como el Palacio de Partaríu, donde se rodó la película española "El Orfanato". 

Y a lo que voy, la segunda noche en el hotel.No voy a decir que sea miedosa, porque no lo soy, tampoco que me invento cosas, porque no me las invento. Pero algo pasó en este hotel.

Nos acostamos. Dormimos de un tirón.
En un momento determinado de la noche me despertaron unos pasos, sí... unos pasos que pisaban de forma cautelosa y espaciada. ¡Qué extraño!. No era un sonido como para despertarse, era muy suave, como cuando alguien pasa a tu lado con cuidado para que no te des cuenta...
Pues me desperté. En la mesilla tenía el móvil cargando y lo encendí.
Exactamente las cinco y cuarto de la madrugada. Me incorporé y oí dos pasos más...
Me quedé totalmente inmóvil, incorporada en la cama, escuchando y al segundo noto como con mucho cuidado meten la tarjeta en la puerta para abrirla y digo en un susurro zarandeando el brazo a mi marido: ¡Lalo... están abriendo la puerta!... 
Ni se enteró... siguió durmiendo...
La puerta se abrió y sentí a alguien dentro de la habitación...
La puerta se cerró...

Me levanto, enciendo la luz, recorro la habitación, el baño... ¡nada! , no hay nadie.

Sigo alerta y vuelvo a la cama y a los dos segundos oigo como dan unos toques leves en la habitación de enfrente, la nº 105. Allí estaban durmiendo  unos amigos.

Y se me pusieron los pelos de punta cuando oigo la voz de C... (mi amigo) que dijo: ¿Quién anda ahí?. Me incorporo otra vez y me quedo de rodillas a los pies de la cama, desde donde veía la puerta de entrada a mi habitación.
Se enciende la luz del pasillo y veo sombras negras moviéndose...

Me vuelvo a levantar. Oigo el sonido de la puerta de entrada al hotel y rápidamente me voy a la terraza y...¡no veo nada, ni una sombra de alguien!.

8.00 h. Mi marido se levanta y me dice que va a desayunar. Le digo: Oye, esta noche entró alguien en esta habitación...
Me hizo un gesto como... ¡bueno mujer... tu soñaste!

Bajo a desayunar y me encuentro con todos mis amigos. Las caras eran un poema... No me quitaban ojo...

Cuando mi marido les contó entre risas incrédulas lo que le había dicho yo, en un pequeño instante de recuerdo,  dice C...(mi amigo): .¡Oye!... ahora que lo dices, esta noche yo sentí a alguien en mi habitación!!!. Aquí pasó algo.
Les cuento mi versión, me cuenta la suya y le digo que oí su voz diciendo ¿Quién anda ahí?

Como soy muy tozuda y no me gustan los misterios sin resolver, en cuanto pagamos el hotel le digo al impresentable,( que seguía impresentable y hasta despeinado), lo que había pasado y qué curiosa su respuesta. En lugar de preocuparse, estaba a la defensiva, dándome la sensación de que esto ya había pasado antes y no le venía de nuevas.

Nos quedamos sin saber qué había pasado, pero casi podría jurar que fue el susodicho el que entró en las habitaciones. Y después de ver este foro, donde algunas personas hablan cosas parecidas a ésta, ya casi no tengo dudas. 


Hicimos la comprobación al día siguiente, cerrando mi marido la puerta con llave y yo fuera con la tarjeta,  y aún cerrada la puerta con llave, ésta se abre perfectamente. Osea, ¿estamos seguros y tranquilos durmiendo allí?



http://www.tripadvisor.es/Hotel_Review-g2423114-d535685-Reviews-or10-Hotel_Villa_De_Llanes-La_Portilla_Llanes_Asturias.html#REVIEWS


Y como lo importante de este fín de semana fuE el Rallye, de Llanes aquí os dejo unas fotos como muestra. Nuestros ganadores, del equipo Opel, primeros en su categoría.
Diego Vallejo y Víctor Senra, ganadores del Rallye.

Vallín y González, piloto y copiloto, con Javier Bollo. Nuestros ganadores.

 Saliendo hacia los tramos.

 Amalia, Bea, Yo, Javier, Carlos y Lalo.


Palacio de Partaríu

 Diego Vallejo, el dueño del Restaurante El Cuera, y Víctor Senra, ganadores del Rallye de Llanes.


Y un arco iris doble precioso que pudimos comtemplar a lo largo de la tarde.


 Equipo Opel.

 En los tramos...

 Ahí viene Vallín... quedó 1º en su categoría...!!

 Entrega de premios.

 Lo que cenamos en el Restaurante El Cuera.





Fin de jornada dominguera, último recorrido y de vuelta a casa.


                                                &&&&&&&&&&&&&&&;



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Animo! ¡Comenta lo que quieras, pregunta, sugiere!
Me encanta saber lo que opinais sobre mis recetas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails