lunes, 11 de febrero de 2013

¡NUNCA HABÍA VISTO TANTA NIEVE!

BOÑAR, LEÓN.

Un fin de semana inolvidable en Boñar. Una de estas ocasiones en que se planea algo con amigos a última hora y que sale redondo. Nos invitaron nuestros amigos B y J a su casa de Boñar. Supuestamente tendríamos nieve pero nunca imaginamos que habría tanta cantidad. Hacía años que no se veía esto. Nos juntamos un grupo de amigos y...¡qué bien lo pasamos!.
Después de un largo viaje de tres horas y media y sin encontrar nieve por el camino, por fín llegamos a nuestro destino. Ya era de noche y después de tomar un aperitivo nos llevaron a un restaurante en el que cenamos fenomenal. Ellos eligieron el menú y nos sorprendieron.

 Espárragos rellenos rebozados.

 Venado

 Pollo con manzanas

 Rabo de toro.

 Postre típico. Nicanores.
 Un hojaldre cubierto de chocolate.


 Ya era tarde y nos fuimos a descansar. Al día siguiente el plan era ir a la estación de esquí de San Isidro, situada en la Cordillera Cantábrica, al norte de la provincia de León.
 No levantamos temprano y nos pusimos los equipos de nieve y desayunamos en la Cafetería Viejo, donde nos pusieron unas tostadas estupendas, zumo y bollos, que ahora vais a ver.



 Iniciamos nuestro recorrido y llegamos a San Isidro. El paisaje era espectacular.






 Los que sabían esquiar, los que no sabían, los que se caían y los que disfrutaban simplemente estando allí. Toda una mezcla maravillosa. A una altitud de 1500  a 2100 metros, cota esquiable y con el bellísimo entorno de los Picos de Europa.
Llega la hora de comer y nos dirigimos a disfrutar de las delicias gastronómicas del lugar.


 Nano, ¡cómo disfrutó con la nieve!






... y llegamos al restaurante

 Como no, regamos las viandas con la riquísima Sidra Asturiana.

 Entrantes buenísimos,


 Tosta de maíz con jamón ibérico y foie de pato. Para mi gusto, de lo más rico.

 Distintos tipos de sales. Blanca, negra, de boletus y de pimientos.

 Carne de buey.


Fabada Asturiana.

Un trozo de hielo enorme puesto sobre la nieve. Fue el que pusieron en una de las copas al final de la comida.

 Lobos en su entorno natural.

 Ciervos.

 Un cerbatillo que se acercó a nosotros.



Al dia siguiente, visitamos el Museo de la Fauna, algo magnífico. Multittud de especies de todo el mundo en un entorno pictórico bellísimo. Realmente parece que uno está integrado perfectamente en todos los ambientes creados.















Y...¡otra vez a comer las delicias de la zona!


Reservamos mesa cerca de la chimenea.

 Morcilla y chorizo de venado.

 Carne de venado con patatas

Y finalizamos. Contentos y felices y con ganas de repetir. ¿A que se nota en las caras?

                                                          &&&&&&&&&&&

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails